EL JUEGO PARA LA ENSEÑANZA Y EL ENTRENAMIENTO EN LOS EQUIPOS DE TRABAJO

EXPONGO AQUÍ ALGUNOS DE LOS ARGUMENTOS SOBRE LA IDONEIDAD DEL JUEGO. PARA LA ENSEÑANZA Y EL ENTRENAMIENTO EN LOS EQUIPOS DE TRABAJO TENEMOS QUE DEFINIR LO QUE ES JUGAR
A raíz de la lectura del libro del psiquiatra Stuart Brown, “¡A Jugar! cabe la siguiente  reflexión como planteamiento de mi argumentación

LA FORMA MAS EFECTIVA PARA DESARROLLAR EL CEREBRO ES ENRIQUECER LA IMAGINACION Y ALEGRAR EL ALMA ..Y EN DEFINITIVA ES LO QUE SE CONSIGUE CON EL JUEGO.

DEPORTES y JUEGOS

El deporte era considerado juego en la Grecia antigua, ya que se llamaban LOS JUEGOS OLIMPICOS. La  razón es obvia, era una forma de entrenarse para luchar en las guerras. Era una primera preparación profesional para ser guerrero (la profesión más considerada en el pasado para la defensa y  la conquista de nuevos territorios).

Pierre de Coubertin los recuperó para los juegos modernos, pero este visionario, dejo claro que uno de los valores fuera, que lo importante no es ganar, sino participar. El doping ha irrumpido en el deporte de elite porque las competiciones reemplazan las guerras de antaño, se ha profesionalizado y el objetivo es ganar a toda costa, haciendo trampa si cabe. Hemos entrado en la guerra de marcas (tanto de marcas deportivas, como marcas comerciales)  en la que lo que cuenta es el resultado  por encima de todo, incluido la salud del atleta. Y esto ya no es un juego.

De todas formas estas consideraciones aparte, podemos decir que el deporte es un juego. Efectivamente, es un juego deportivo y está abierto a  todos los públicos (no como en la antigua Grecia, solo para la elite).

Sin embargo hay diferentes maneras de vivir el deporte.

Tomamos por ejemplo los corredores

Hay 4 tipos:

  1. Los COMPETIDORES: corren como entrenamiento para ganar.
  2. Los SOCIABLES: corren con los compañeros y hablan  mientras corren.
  3. Los ENTUSIASTAS: corren por la satisfacción de correr, de sentir, de disfrutar del paisaje, de ir corriendo y meditando. Sensación de bienestar. No fuerzan,  van al ritmo que pide el cuerpo.
  4. Los DEPORTISTAS: para ganar fuerza muscular, mantenerse en forma, perder peso, superar retos.

La diferencia se encuentra en la experiencia interior; depende de la emoción que uno siente. Dos lo hacen solo por placer y dos tienen stress.

La definición de juego sería esta: es una actividad absorbente y gozosa realizada con el propósito que hace que te olvides de ti mismo y del tiempo.

Es motivadora y no te cansas nunca (Forrest Gump)

Considerando esta definición, JUGAR sería también leer  una buena novela, ver una película o una competición deportiva ya que son evasiones cerebrales.

ARTE Y JUGAR

El arte surge del impulso infantil de jugar.

Todas las expresiones estéticas como la poesía, música, juegos de palabras, pintura, papiroflexia…, estaban basadas en el juego de los niños en la etapa preverbal inspirada emocionalmente.

TEATRO y JUEGO

En realidad en Ingles una obra de teatro se llama PLAY porque en ella estamos jugando. No es más que un juego. Una tragedia o una comedia son un pueril o un divertido juego humano, aunque profundamente conmovedor.

MUSICA Y JUEGO

La música viene de  jugar como niños con palos sobre un tambor, cantando o tocando las teclas. Como prueba, se  habla de jugar con un instrumento en muchos idiomas: playng piano, jouer de la guitarre, er spielt Violin,…

Invenciones, investigaciones y juego

Las matemáticas surgieron al jugar con números.

Achimedes gritó Eureka, que es sin duda el primer grito de alegría al descubrir que cuando un cuerpo se sumerge altera su peso en el agua.

Darwin coleccionaba de pequeño conchas y la observación de la naturaleza empezó en su más tierna infancia.

Los premios Nobel suelen jugar. Es parte de la investigación.  Son personas que cuando descubren algo, les produce entusiasmo como los niños jugando en un parque infantil.

GRUPO Y JUEGO

Esta sensación de pertenecer a un grupo viene de los juegos que se dan entre los niños.

CEREBRO Y JUEGOS

El Cerebro funciona mejor cuando jugamos lo suficiente.

DEFINICIÓN

El juego es un estado mental y no una actividad.

Aunque sí podemos hablar de actividad si entramos en el estado emocional propio del juego. En este caso es una actividad absorbente y gozosa realizada sin un propósito que hace que te olvides de tu mismo y del tiempo.

¡  A QUÉ ESPERAS ENTONCES….A JUGAR!

 

El que no crea en la diversión para aprender, que pruebe con el aburrimiento,… ¡a ver cómo le va!. Por Juan Burgos

Propongo al lector realizar el ejercicio mental siguiente: imagínese un quirófano de hace cien años y compárelo con uno actual, o una fábrica de entonces al lado de una de hoy, o el trabajo de un campesino con su arado y bueyes en contraste con una máquina sembradora de ahora; si se ha detenido en hacerlo se habrá dado cuenta de los cambios drásticos que se han producido en todas esas aéreas, tanto en los sistemas de trabajo y producción como en la tecnología utilizada. Pero si comparamos un aula de hace un siglo con una actual, percibiremos que mas allá del material de los pupitres o de la desaparición de la tarima, NO HA HABIDO NINGUN CAMBIO ni en la estructura, ni en el sistema, ni en la didáctica, ni en la metodología aplicada. Quizá, en algunos casos, la pizarra ha dado paso a una pantalla y el monólogo del profesor se apoya con el Power Point, pero seguimos manteniendo a un formador que “explica” mientras los alumnos solo se dedican a “escuchar”: ¿PUEDE HABER PEOR ANACRONISMO?

Esto solo ha sido posible porque los profesores academicistas se han reproducido a sí mismos perpetuando ese absurdo y encargándose de contaminar la FORMACION TRABAJO con su estilo académico. Pretenden con ello que el APRENDIZAJE siga siendo su monopolio al que prefieren llamar ENSEÑANZA para mantener su estéril protagonismo. Durante mi licenciatura en Pedagogía, la práctica totalidad de mis profesores de la Universidad no tenían experiencia pedagógica alguna, más que la de impartir clases en la Facultad. El profesor de la asignatura de Didáctica impartía sus clases como todos: explicando mientras los alumnos escuchábamos; entonces ¿de qué le servía la didáctica que conocía?, ¿o es que había concluido, gracias a sus conocimientos, que ese era el mejor método? ¿Cuál era el bagaje de esos profesores?, ¿donde habían explorado sus métodos y sistemas?, ¿en qué basaban sus criterios?: TERRIBLE CONSTATACION que enciende mi espíritu crítico tan solo de recordarlo. ¿Alguien se puede imaginar una Facultad de Medicina en la que sus profesores fuesen médicos y doctores que nunca hubiesen ejercido?, ¿un profesor de cirugía que no hubiese realizado operación alguna?

Puesto que la Facultad de Pedagogía me aportó poco, he tenido que aprender a base de años de experiencia, de experiencia inquieta que me ha permitido probar, equivocarme y volver a probar. Puede parecer el mejor método pero no lo es del todo; cinco años de Universidad bien aprovechados me hubiesen ahorrado muchos errores y tiempo. Me llenaron la cabeza de teorías, pero la experiencia me decía otras cosas y no tuve más remedio que APRENDER A CONCEPTUALIZAR. Gracias a ello, ahora puedo compartir mis pequeños hallazgos y logros con la sencillez de provenir directamente de la realidad, y a eso voy.

Gracias a la competencia en los mercados, la exigencia de calidad solucionó el distanciamiento de intereses entre empresa y trabajadores. Hoy sabemos que cuanto mejor se sienten los profesionales de cualquier sector, producen más y mejor. Y ¿qué decir de una empresa de servicios donde la actitud es fundamental para el buen resultado, ya que trata directamente con el cliente? Los mercados competitivos de la actualidad exigen que las empresas dispongan de sistemas de producción eficaces, adaptados a la demanda, económicos y de calidad que, además, puedan modificarse constantemente. Eso implica la necesidad de que los trabajadores APRENDAN continuamente a:

  • modificar la forma de hacer algunas de sus tareas.
  • realizar nuevas tareas que antes no realizaban.

Estos son los únicos objetivos de aprendizaje válidos en la FORMACIÓN TRABAJO, no podemos perdernos en objetivos con enunciados académicos que no se ajustan a las necesidades reales de lo laboral.

Pero ¿cómo conseguir esos objetivos de aprendizaje? En primer lugar hemos de considerar que la lógica economía de esfuerzos tiende a crear rutinas que permiten el ahorro de energía, por lo que el planteamiento de hacer las cosas “de otra manera” o “hacer nuevas cosas” suele provocar un cierto RECELO INICIAL, ya que supone un cambio que se debe integrar en el quehacer diario. Por desgracia ese obstáculo, que me atrevería a calificar casi de “natural” no es el único a vencer, ni mucho menos el más importante. Cuando la formación en el puesto de trabajo empezó a generalizarse gracias a los planes subvencionados europeos, la demanda de formación se incrementó rápidamente y la calidad descendió a la misma velocidad. Hoy el panorama es desalentador ya que la MALA FORMACIÓN IMPARTIDA ha conseguido que muchos profesionales sientan RECHAZO ante cualquier propuesta de aprendizaje, ya que la experiencia les ha demostrado en muchas ocasiones que “perdieron el tiempo”.

Existen muchos métodos de aprendizaje, pero dependiendo de cada objetivo podemos encontrar el más adecuado. Para aprender a realizar tareas basadas en las destrezas, nada mejor que el MÉTODO DEMOSTRATIVO: primero lo hace el que sabe y luego lo copia el que aprende. Después vendrá la necesidad de repetir esa acción hasta dominarla. Un camarero puede aprender a servir una botella de vino de esa manera y adquirirá soltura cuando haya abierto unas cuantas botellas. Para tareas que precisan manejar datos e información concreta y, sobre todo, para tareas donde las actitudes sean el principal objetivo de aprendizaje, el método con el que he podido constatar mejores resultados es el “descubrimiento”. Pero eso requiere una aclaración. El descubrimiento puro no es práctico ya que resulta muy costoso en tiempo, en dinero y en energía. Que un recepcionista principiante aprenda a tratar adecuadamente al cliente, descubriendo la repercusión de sus diferentes actitudes mediante las respuestas de los clientes es una aventura que puede resultar muy negativa. Por cierto, tanto como indicándole simplemente que debe tratar bien a los clientes sin más. Cuando hablo de “descubrimiento” me refiero a un descubrimiento guiado y limitado a objetivos muy bien definidos; de la misma manera que el método socrático guía al aprendiz, a base de preguntas muy bien estructuradas, hasta que descubre una nueva verdad. El MÉTODO POR DESCUBRIMIENTO se basa irremediablemente en la implicación del que aprende a través de su actividad mental y también física, lo que de por si es motivador y atractivo. Lo que se aprende por descubrimiento no se olvida fácilmente y se incorpora con determinación ya que surge de la manera innata que tiene el ser humano de aprender, de descubrir su entorno y de tratar de dominarlo.

A lo largo de mi carrera profesional solo he descubierto dos SISTEMAS DE FORMACIÓN cuyos planteamientos de entrada son motivadores hacia el aprendizaje, vencen recelos y rechazos iniciales, utilizan el método por descubrimiento y basan sus actividades en el trabajo en equipo. Dos sistemas de eficacia demostrada donde los que aprenden son los protagonistas, ponen en juego su creatividad, llegan por sus medios a los objetivos de aprendizaje y, además, SE DIVIERTEN:

  • El Seminario Productivo.
  • El con-CURSO.

El Seminario Productivo lo aprendí a finales de los años ochenta, gracias a Benigno Orsini especialista en sistemas de formación de la O.I.T. ubicado en el centro de Turín. Asistí a tres de sus seminarios como aprendiz y posteriormente, entrenándome en ese sistema, como ayudante suyo hasta que pude impartirlos en solitario. Es un sistema de resultados extraordinarios que utiliza un nivel de descubrimiento elevado, lo que determina un aprendizaje profundo; pero precisa aislamiento del colectivo y un número de horas actualmente poco asumible en la mayoría de las situaciones. Plantear una acción formativa de cuatro o cinco días a dedicación completa, y en convivencia fuera del contexto habitual, se lo pueden permitir muy pocas empresas.

El con-CURSO es un sistema de formación creado y diseñado por OCIOKONSULTING que se encuadra dentro del movimiento actual de la GAMIFICACION. Se trata de “aprender jugando”.

Los objetivos de aprendizaje se refieren siempre a aprender nuevas tareas o aprender a realizar tareas conocidas, de otra manera. El sistema utilizado es UN JUEGO DE MESA en el que cada equipo “juega” con una ficha que avanza o no, en base a responder adecuadamente a una serie de preguntas y ejercicios que las cartas les van planteando; no hay dado, hay cartas. Los ejercicios y preguntas junto con sus opciones de respuesta GUÍAN EL APRENDIZAJE que los asistentes van “descubriendo”. La rivalidad de los equipos por avanzar casillas en el tablero y alcanzar las sucesivas metas con sus respectivos “premios” crea una sana competencia que despierta la creatividad y motiva el aprendizaje. Y, además, SE DIVIERTEN. En los con-CURSOS, los participantes compiten en equipo, descubren en equipo, aprenden en equipo y se divierten en equipo; de la misma manera que en su puesto de trabajo TRABAJAN EN EQUIPO. El descubrimiento guiado permite reducir las horas de la acción formativa a seis u ocho, dependiendo del objetivo, dedicación muy adaptada a las posibilidades actuales de cualquier empresa de hostelería.

“El que no crea en la formación, que pruebe con la ignorancia, ¡a ver cómo le va!”, se decía hace años; ahora podemos decir “El que no crea en la diversión para aprender, que pruebe con el aburrimiento, ¡a ver cómo le va!

 


UNA NUEVA PROPUESTA FORMATIVA CON UN METODO SORPRENDENTE


OCIOKONSULTING presenta su nueva propuesta formativa: los  con-Cursos

LAS RAZONES

¿Se puede aprender JUGANDO?

La respuesta es sencilla. Los niños juegan y aprenden. Cuando se juega se está más conectado con lo que se hace, se disfruta haciéndolo y se mantiene concentrado, con los sentidos despiertos y, también, quiere ganar. Si además se juega en equipo, la cohesión es fundamental y resulta más divertido.

No podemos perder de vista otros aspectos: jugar es motivador e invita siempre a utilizar cierta dosis de creatividad. Por último cabe añadir un aspecto beneficioso para la salud: REIR.

¿Qué es la GAMIFICACION?

Nos estamos adentrando en la era del HOMO LUDENS y la última tendencia en los RRHH es la introducción de la GAMIFICACION (del Inglés GAMES). GAMIFICAR para crear un ambiente de trabajo distendido, para motivar a los equipos de trabajo, para crear y para ser más eficaces.

Si se consigue que jugar sea una actitud, y se sintoniza el juego con el TRABAJO y la FORMACIÓN los resultados aparecen sorprendentes: se interiorizan mejor los conocimientos, resulta menos monótono y se descubren nuevas oportunidades para el crecimiento y desarrollo profesional.

 

DE QUE SE TRATA

Nuestra última apuesta es aprender y formarse a través de juegos de mesa, a través de nuestros con-Cursos.

Eficacia del método: jugando en equipo para responder a las preguntas y solucionar las pruebas que se suceden mientras que se avanza sobre un tablero de juego de mesa.

Estructura: en cada con-Curso hay que superar 5 etapas que forman en su conjunto una acción formativa completa con sus contenidos y objetivos.“TIRAR LA PREGUNTA”:

no se tira un dado sino que se debe responder a las preguntas y ejercicios para ir avanzando.

 

LA CREACION

El creativo detrás de los con-CURSO tiene una larga trayectoria en las empresas turísticas, ha sido director de RRHH en cadenas hoteleras, en España y en Cuba, y ha trabajado en empresas de consultoría y formación en los último 25 años. JUAN BURGOS es pedagogo y conoce muy bien el proceso de aprendizaje. La creación de los

con-Cursos es fruto de todos estos años en la formación y adaptar los conocimientos en formato y método de juego.

 

LA WEB

Para conocer los con-Cursos, se puede acceder pinchando en la pestaña

www.con-cursos.com

A través de esta metodología se pueden aprender temas diversos y muy actuales como la venta interna, la atención al cliente, las expresiones básicas en los idiomas de tus clientes o a mejorar la habilidad de un mando.

Aprender divirtiéndose es evolucionar y cargarse de energía (RE-CREARSE)

Así  son los CON-CURSOS de OCIOKONSULTING

De que se trata.

Son cursos pocos habituales, porque divierten a través del juego, motivando para el aprendizaje y la empatía.

Con los contenidos conseguimos que los asistentes entrenen sus actitudes y se doten de conocimientos y destrezas para su trabajo diario: aptitudes.

Pero también queremos que los asistentes encuentren el camino de su desarrollo personal y el bienestar emocional. Con las actividades lúdicas las personas aprenden a ser más creativas.

Por esto hemos optado por un formato de JUEGO

Exponemos nuestros motivos.

Aprender jugando es mucho más efectivo, la transferencia del conocimiento es inmediata, evitamos que se olvide del contenido de la formación.

En las empresas tradicionales, en abierta contraposición con las empresas TIC (como Google o Apple), existe una situación de DEFICIT DE JUEGO. Es necesario combatir el estrés, las rutinas y el ambiente laboral no contribuyen en general a combatirlo sino todo lo contrario. Se debe proporcionar una actitud lúdica para encontrar la armonía y librarse de tensiones dejando un lugar a la Re–Creación.

Jugar no es una actividad, es una actitud porque nos divertimos de forma voluntaria. Las situaciones inesperadas que se producen nos ayudan a improvisar. El desafío constante produce placer. Al jugar nos divertimos. Brown y Vaughan hablan en su libro “¡A JUGAR!” del proceso que seguimos:

  • Anticipación: nos preguntamos que va ocurrir. Es la curiosidad.
  • Sorpresa ante un descubrimiento o idea, o un cambio de perspectiva.
  • Placer ante una nueva situación que nos abre diferentes posibilidades.
  • Comprensión en la adquisición de un nuevo conocimiento.
  • Satisfacción de haber superado el desafío o habernos enfrentado a él.

Si además añadimos un nuevo componente, EL EQUIPO, conseguimos mucho más, la cohesión de equipo y la competitividad sana del juego.

Los asistentes salen motivados e inspirados de nuestros cursos. Han sido capaces de generar ideas, de colaborar activamente en aportar innovación y creatividad.

A quién nos dirigimos.

Las empresas que tienen su sentido en el OCIO deberían ser las primeras en cuidar su personal con este método formativo. Por esta razón nos dirigimos a las empresas en el ámbito de la hostelería, restauración, shopping y empresas de ocio en general.

“ESPECIALIZARSE O MORIR”

 

Ya no sirve la frase que en animación está todo inventado, y que los bingos, minidiscos, y juegos de punterías siguen siendo los productos estrellas en el programa de actividades.

Con tanta oferta de alojamientos turísticos en España, sobre todo en el ámbito de sol y playa, la demanda turística de masa no puede seguir manteniendo el mismo rumbo.

Con el turista medio Europeo, en su fase de madurez, a la hora de elegir su destino vacacional busca alternativas, al todo incluido de solo sol y playa.

La demanda esta cada vez más atomizada. Las vivencias, gustos y experiencias lúdicas y gastronómicas definen la elección, e internet proporciona la solución.

Habrá que Posicionarse, sacar provecho más que nunca del DAFO de su empresa: utilizar los  puntos fuertes en su establecimiento para buscar oportunidades de ocio y negocio.

Ejemplo: Un salón grande bien iluminado con escenario y pista de baile, puede ser un marco incomparable para que el hotel elija como especialización BAILES DE SALON. En baja temporada puede recibir grupos Senior, y tener asegurado ya su nicho de mercado. Pero también puede buscar un público más joven con parejas, que quieren experiencias como ZUMBA, BAILES LATINOS, etc…

La animación en estos casos la realizarán unos monitores profesionales, que se podrán contratar por un horario predeterminado.

A través de internet y las redes sociales se mantendrá informado continuamente de dichas actividades. El cliente elegirá el hotel según sus intereses para disfrutar y gozar plenamente de sus vacaciones.

El hotel se deberá transformar. Porque no se puede dar un simple maquillaje. En el caso p.e. de un hotel que tiene un teatro, con clases de interpretación, tiene que contar con un personal que esta familiarizado con el tema.

Incluso en el campo de los niños, vemos que el mini club tradicional en general esta obseleto, y se deberá dotar de un nuevo concepto.

En la hostelería se ha dado más importancia a las infraestructuras que a los servicios de ocio. Las razones son obvias: el ladrillo gana valor, es una inversión segura y no tiene el coste y/o desgaste continuado de los servicios. Así por ejemplo al construir un SPA, se sigue tendencia para conseguir el bienestar de los huéspedes, pero no menos importantes son los servicios que se deben dotar al SPA para funcionar: masajes, taichí, yoga etc…. El bienestar no es solo pasivo sino también activo.

La gastronomía, aprender a cocinar, catas de vinos, maridaje, etc… ofrecen una buena oportunidad a hoteles de ciudad de tener su propia parcela de ocio.

Por todo ello en OCIOKONSULTING queremos compartir y desarrollar ideas y sueños, para que se hagan realidad.

SOBRE LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE

 La realidad empresarial exige adaptarse continua y ágilmente a las modificaciones de todo tipo que se van produciendo y que suponen, como respuesta, introducir cambios en la concepción del trabajo, en las formas de organización, en las tareas a realizar y, sobre todo, en la preparación de los actores protagonistas.
Además, adaptarse a los cambios actuales no es suficiente ya que no resulta aventurado imaginar que el futuro inmediato seguirá deparándonos novedades a las que habrá que hacer frente. En este sentido, las empresas precisarán adecuarse a “no sabemos aún qué” por lo que será imprescindible disponer del capital humano capaz de realizarlo. Así es como la formación se percibe como un recurso activo, permanente y anticipatorio; no sólo para permitir la asunción de los cambios sino para poder influir en la dirección y ritmo de los mismos. Hoy en día ya nadie discute la capital importancia de la formación como el instrumento más poderoso para hacer frente al futuro y a sus nuevas demandas. ¡Pero no sirve cualquier tipo de formación!
Enseñar y aprender.
Existe una creciente demanda de aprendizajes que surge de la realidad y que solicita nuevos conocimientos, diferentes destrezas y, sobre todo, cambios actitudinales. Por otra parte existe en paralelo, una oferta que vende enseñanzas y que acude equivocadamente al mismo mercado. Este error surge de haber trasladado los viejos modelos académicos a la formación para el trabajo, grave atraso que no solo sigue perjudicando a los alumnos de escuelas y colegios, sino también a la formación profesional y a la ocupacional.
El sujeto del verbo “enseñar” es el profesor, mientras que el del verbo “aprender” es el alumno. Un profesor puede enseñar mucho y los alumnos no aprender nada, por lo que es inútil indicar los objetivos de formación desde el profesor. Al contrario, es preciso definir la formación, sus objetivos y sus metodologías desde el “aprender”. De esta manera si se define el objetivo (por ejemplo) de que los alumnos (camareros) “aprendan a servir un vino al cliente en el restaurante”, éste objetivo no se verá cumplido hasta que los asistentes hayan aprendido a hacerlo y de nada servirá decir que el profesor ya les enseñó. Para ello la metodología y la didáctica deberán adaptarse a este objetivo obligatoriamente.
El principio de actividad.
Con las ideas de actividad en la educación se produjo una verdadera revolución que desplazaba al profesor como centro del universo formativo para colocar al alumno en su lugar. Aunque parezca mentira, eso ocurrió hace más de un siglo, a pesar de lo cual se ha desarrollado casi exclusivamente a nivel conceptual consiguiendo infiltrarse tímidamente en la educación preescolar, en algunas escuelas modélicas y en escasos ámbitos reducidos de la formación ocupacional.
El principio de actividad consiste en partir de la actividad del alumno para conseguir el aprendizaje deseado. Se dice que una imagen vale más que mil palabras, efectivamente se aprende algo mejor “mirando” que sólo escuchando, pero la manera de aprender de verdad es “haciendo”. Plantear los objetivos de aprendizaje desde el principio de actividad supone no tanto preguntarse lo que va a hacer el profesor para que los alumnos aprendan, sino ¿qué deberá hacer el alumno para aprender “aquello”? De esta manera el docente se convierte en un diseñador de actividad de aprendizaje pasando a ser ésta su principal tarea.
Al entrar en una sala de formación enseguida podemos descubrir si el formador está siguiendo una vieja e improductiva metodología académica o una metodología activa y efectiva: si los alumnos están realizando actividades, sentados o de pie, manejando material, hablando entre ellos y el formador se encuentra atento a esa actividad, quizá realizando intervenciones puntuales, tenemos la posibilidad de hallarnos ante una formación activa. Luego habrá que analizar si esa actividad es la adecuada para realizar los aprendizajes perseguidos. Pero si el profesor está hablando, apoyándose en un power point mientras los alumnos solo escuchan, estamos ante el modelo clásico de siempre y el resultado obtenido será la frustración.

TENDENCIAS PARA FIDELIZAR A SUS CLIENTES

  • Publicado por: Marc Lacroix
  • marc

Hoy en día, el cliente puede volver a su lugar de vacaciones sin pasar por una agencia de viajes, por lo tanto debe existir un vínculo ya directo entre el cliente y el proveedor. El PROVEEDOR debe tirar una red, ya no un anzuelo, aprovechando la estancia en el hotel para retener pensando en  futuras visitas.  La red se puede llamar PARTICIPACION: el cliente debe poder participar para sentirse parte del proyecto a través de:

Haz que te recuerden:

•    Con eventos  o acciones singulares, provocando momentos  con emoción.

No hay recuerdos que perduren sin su toque de emoción.

Haz que te reconozcan con la presencia de la imagen corporativa

•    Una mascota.

•    Una canción propia con un baile de grupo.

•    Carteles y material escrito de comunicación.

•    Merchandising.

Haz que hablen de ti: en las redes sociales.

Con la creación de contenidos audiovisuales como

•    Foros de clientes.

•    Videoclips de acontecimientos (lipdubs, flashmobs, Publiclips, Making off).

•    Gastronomía y cokteleria como oferta de platos, showcooking, cata de vinos.

•    La participación del personal del establecimiento.

•    Oferta de ocio en la zona y en el establecimiento.

•    Política medioambiental.

Hay que marcar tendencia con un claro objetivo: Fidelización. 

GESTIÓN ÍNTEGRA DEL CRÉDITO ANUAL DE LA FUNDACIÓN TRIPARTITA PARA LA FORMACIÓN EN EL EMPLEO

Todas las empresas que cotizan por el concepto de formación profesional a la seguridad Social disponen de un CRÉDITO para realizar acciones de formación continua para sus trabajadores que pueden financiarse a través de las bonificaciones en los seguros sociales.

Las empresas pueden organizar su formación contratando los servicios de varios Centros de Formación que como Entidades Organizadoras también gestionen su crédito y tramiten las bonificaciones correspondientes.

No obstante centralizar dicha gestión en una sola Entidad Organizadora puede resultar mucho más beneficioso para su empresa.

Imagínese una economía familiar en la que nadie asume el control, en la que cada uno dispone de los ahorros de todos en su propio beneficio y sin previo consenso. Una economía familiar por la que nadie responde y en la que todos y nadie gestiona.

Es muy probable que en algún momento los números no cuadren, se eludan responsabilidades o simplemente no se aproveche al máximo los recursos de los que se dispone.

Dejar en manos de una sola Entidad Organizadora la gestión del crédito de su empresa es la opción más segura y no significa que ésta asuma el 100% de la formación, si no que será la responsable de coordinar y controlar aspectos tan importantes como sacar mayor partido al crédito disponible de su empresa, asegurar que los centros de formación con los que deseen trabajar sean rigurosos a la hora de adaptar sus cursos a las exigencias de la Fundación Tripartita, seleccionar los mejores profesionales para cubrir sus necesidades formativas, innovar dentro de su plan de formación (conoce la opción del formador interno?? Ustedes mismos pueden impartir su propia formación bonificada!!) y en definitiva, implicarse al 100% con su empresa y asegurarles el buen uso y correcta aplicación de las bonificaciones.

 

La empresa en facebook y el marketing viral.

  • Publicado por: Marc Lacroix
  • marc

¿Cómo podemos ser más conocidos? ¿Qué podemos hacer para que nuestros
establecimientos turísticos sean más visitados?

La clave está en las redes sociales y en particular en el manejo eficaz
de FACEBOOK. Si tenemos en cuenta que Facebook es una comunidad de más de 900 millones de personas, podemos acceder a ellos de una manera más rápida, más directa y lo más importante: gratuitamente. Jamás en la historia de la humanidad hemos estado más conectados.

Con el manejo de las redes sociales, se abre una infinita posibilidad y una ventana al mundo donde nos puede resultar más cómodo invitar a conocernos y conocernos mejor, por lo que podemos ofrecer a nuestro público objetivo ofertas y servicios que se
ajusten a sus aficiones, sus gustos, su nivel social y económico. Podemos
afirmar que hacer marketing relacional es tan fácil como conectarse en la red y
a los perfiles de los distintos usuarios.

Los fans o visitantes en Facebook y en las redes sociales, son receptivos y dinamizan esta relación con su empresa. No se forma una imagen incómoda e intrusiva como
los anuncios en internet. Aquí el modelo es crear una relación personal. Gracias a  esta relación puede ofrecer de forma directa promociones a sus clientes.

Es estar de una forma creativa y eficaz en contacto con los clientes.

Creativa

La página de Facebook de su empresa puede convertirse en un potente promocionador de sus productos y servicios.Facebook es sobre  todo una plataforma de redes sociales para buscar amigos y para el ocio, que nos ahorra tiempo y dinero a la par que nos conecta con experiencias de otros usuarios de los cuales podemos aprender.

Estando en el negocio del ocio es una gran oportunidad para que nuestros clientes puedan contar sus vivencias y ser nuestros mejores embajadores y recomendadores, donde la gente quiere hablar de lo bien que se lo han pasado en sus vacaciones.

Además  un negocio exitoso necesita que se difunda por el “boca a oreja”. Y así es Facebook como red social es la más potente herramienta de marketing VIRAL, de boca a oreja…y para los ojos (una imagen vale más que 1000 palabras). Con la imagen (You Tube) y la lectura tiene la mejor alianza para la publicidad del siglo XXI.

¿Por qué esta fuerza?
Sencillamente. Las páginas de Facebook pueden expandir de forma exponencial por
toda la red. Lo que llamamos marketing viral.

No hay límite en la cantidad de eventos que puede publicar, pero para garantizar el éxito es vital que los niveles de comunicación, los eventos, las fotos e incluso lo videos sean seductores, atractivos e inviten a participar, a hacer
más amigos, a buscar nuevos socios y sobre todo a difundir entre las mentes y los corazones de los usuarios un solo pensamiento: ¡pero que bien se lo pasan ahí!

Una noticia que gusta tiene que tener algo: alma, “power”, “guts”, humor.

Eficaz

El uso adecuado de facebook es una herramienta de conectividad más que eficaz, pues casi a tiempo real podemos comunicar todo aquello que consideremos importante y que signifique algo para quien nos sigue.

Su mantenimiento, es otra de sus eficaces ventajas, pues con poco tiempo podemos
obtener grandes recompensas y ahorrarnos  un buen dinero que de otro modo
destinaríamos al marketing tradicional.

Ahora solo estamos dedicando tiempo a facebook, pensamos que la cultura de las redes sociales es demasiado joven para dispersarnos y hablar de otras redes, lo dejaremos para  otra ocasión.

En el próximo mes de noviembre, queremos brindarle en nuestro blog de tendencias algunos “tips” para generar visitas y conseguir fans.

¡ES EL MOMENTO DE HACERSE FAN DE LA PÁGINA DE FACEBOOK DE OCIOKONSULTING, PARA QUE TAMBIÉN PODAMOS HACERNOS FANS DE USTEDES!

 

 

 

Sistemas de aprendizaje basados en métodos innovadores

  • Publicado por: José Vicente Soldevila
  • Jose

Si etimológicamente escuela, Scholé, significa literalmente Ocio, deberemos de buscar modos de hacer llegar los conocimientos de manera atractiva, empezando por los propios emisores del conocimiento.
Esto nos abre la puerta al disfrute, a la diversión y que el aprendizaje sea un juego que garantice nuestro futuro. Napoleón Bonaparte ya comentaba en su época, que a los niños (y nosotros añadimos: “y no tan niños”) había que educarlos durante el tiempo de recreo. Es en estos momentos cuando las personas son más receptivas y tienen más facilidad para incorporar las experiencias en su bagaje personal de la vida, entendida desde esta perspectiva como un juego con infinitas posibilidades.
Las relaciones que tenemos con los demás, con el entorno y su manera de hacer frente a ellas de manera efectiva  tiene mucho que ve con el modo con que las tomamos. Existen estudios que demuestran que la actualidad, un trabajador/a debe renovar el 50% de sus conocimientos cada 3 años (de media, ya que hay sectores más tecnológicos que hace que este tiempo se reduzca considerablemente) para no quedarse obsoleto. Según Alvin Toffler, “el analfabeto del siglo XXI no será aquel que no sepa leer ni escribir, sino el que no sea capaz de aprender, desaprender y volver a aprender de forma continua”.
Con estos antecedentes, no cabe la menor duda que la formación como elemento activador de cambios en las organizaciones también está sujeta a cambios para dar respuestas más eficaces y adaptarse a las nuevas formas de pensar y actuar.
Sólo entre el 10% y 20% de la formación tiene como contrapartida una aplicación eficaz del conocimiento en el puesto de trabajo. De hecho, sólo el 20% de las competencias profesionales se gestionan a través de la formación tradicional (presencial o a distancia), mientras que el restante 80% se produce de manera informal. Esto nos indica que la formación debe innovar hacia una formación que haga más hincapié en las actitudes, la eficacia emocional, los valores y la transferencia al puesto de trabajo, sin olvidar que las aptitudes también son importantes.
En definitiva, una formación más activa, más dinámica, más creativa, más global más emocional, más natural, más liberadora de los talentos ocultos de las organizaciones, con más sentido y que involucre cuantos más sentidos mejor y por que no, también más divertida, entretenida, desenfadada, informal y sobre todo más vivencial.