Las mascotas corporativas son esos entrañables personajes que pasean por algunos establecimientos saludando a los niños, algo muy representativo del turismo familiar.

 

SI TU ESTABLECIMIENTO TURÍSTICO NECESITA UNA MASCOTA CORPORATIVA

¿Para qué necesitamos una mascota?

Las mascotas corporativas se diseñan entre otros motivos para comunicar los valores de la compañía, son una magnífica idea para implementar acciones de entretenimiento en un establecimiento turístico. Además de crear vínculos emocionales con los más pequeños, también sirve para que los clientes conozcan los valores, la visión que la marca tiene y cómo se quiere diferenciar del resto.

¿Cómo puede ayudar a mi imagen de marca?

A través de la interactuación con los niños y sus familias, generando recuerdos inolvidables de las vacaciones.

 

SI TU ESTABLECIMIENTO YA TIENE UNA MASCOTA… NO LA DESCUIDES.

Las mascotas corporativas suelen identificarse con los valores de la empresa, o quizás no tanto cuando hace tiempo que no han visitado la tintorería o van perdiendo piezas por el camino…, es entonces cuando la imagen de ese entrañable personaje puede convertirse en el peor de los enemigos por no recibir un mantenimiento adecuado.

Además de su mantenimiento, las mascotas corporativas deben cuidar su manera de actuar, estas normas de uso y comportamiento ayudarán a las personas que actúan dentro a hacerlo de forma correcta. Escuchar una voz asfixiada de calor que sale del interior de un gran cabezón va a provocar en los niños más terror que sorpresa.

Los gestos y el lenguaje corporal son importantes para identificar a la auténtica mascota corporativa, esa que decíamos ser tan entrañable.

Hay mascotas corporativas que claramente representan la amabilidad y siempre tienen el gesto de acoger a los más pequeños con los brazos abiertos. Transmiten emociones positivas, saltan, bailan, abrazan.. lo cual crea un vínculo emocional a primera vista. Sin embargo, algunas mascotas, a pesar de existir, no tienen claro su papel. Este “pequeño detalle” afecta también a su identidad corporativa.

 

>Si ya tienes una mascota corporativa… te animamos a que respondas este ejercicio con nosotros:

  1. ¿Cómo se llama la mascota de tu establecimiento?
  2. ¿Es fácil de recordar y de pronunciar en cualquier idioma?
  3. ¿Cuál es su historia o de dónde viene?
  4. ¿Por qué se llama así?
  5. ¿Qué personalidad tiene?
  6. ¿Qué valores representa?
  7. ¿Es anticuada o moderna?
  8. ¿Te gusta?
  9. ¿Y a los niños?
  10. ¿Piensas que se podía mejorar algo de ella?

Si no tienes respuestas, puedes seguir estos consejos:

  • Piensa un nombre que se memorable.
  • Valora el nombre perfecto con su pronunciación en otros idiomas.
  • Crea un universo a su alrededor, un concepto que envuelva a la mascota corporativa en un entorno identificable.
  • Busca su identidad en relación al entorno que has creado.
  • Define sus cualidades, valores a destacar, su personalidad y la manera de actuar.
  • Asocia sus valores a los de tu marca.
  • Analiza el estilo y tipo de ilustración en base a los tiempos actuales.
  • Piensa en el público al que se va a dirigir.
  • Pregunta a los niños, a pequeños y mayores.
  • Seguro que encuentras algún aspecto de mejora.

 

 

>Si tu establecimiento aún no tiene una mascota…

«¡Aún estás a tiempo! Piénsalo, ésta te puede ayudar a potenciar la comunicación del servicio de animación unido al departamento de marketing»

 

¿QUÉ HACEMOS? ¿CÓMO LO HACEMOS?

Cuándo en Ociokonsulting detectamos que la mascota corporativa ya no representa el alma de la empresa, sino que más bien hace un efecto contrario, podemos plantearnos hacer un restyling.

Hacer un restyling es una buena opción para darle una nueva vida a tu mascota corporativa. Darle un nuevo enfoque para trasladar los valores de la empresa a los clientes, transmitiendo los valores educativos, por ejemplo, la visión que tiene la marca o acciones de diferenciación.

 

¿Aún no tienes una mascota corporativa? ¡No te preocupes, te ayudamos!

Lo primero que hacemos es preguntamos: ¿Cuál es el retorno que conseguiremos si apostamos por incorporar una mascota corporativa en la empresa?

La meta es fidelizar al cliente, que las familias regresen a ese establecimiento donde realmente se han sentido acogidos y los niños verdaderamente han experimentado esos vínculos de amistad y cercanía, no sólo con la mascota sino con todo el universo que se se ha logrado crear alrededor de ella.

En Ociokonsulting trabajamos conjuntamente con los departamentos de marketing, animación y dirección, buscando los valores de la empresa y trasladándolos a las mascotas corporativas para crear un producto exclusivo.